domingo, 15 de agosto de 2021

 


Abdón fue el abad de Saint Germain de Prés durante el S.IX que publicó un poema sobre las maravillosas propiedades del pozo de la Abadía. Fulcanelli en su “Misterio de las Catedrales” se hace eco de dicho pozo, cual testimonio de la Fuente de Vida que otrora se hallaba en numerosas iglesias góticas, en forma de pozos sagrados.

jueves, 29 de julio de 2021

 


La muerte es una disolución de nuestra persona, personalidad, identidad, tanto física como anímicamente. No obstante, restos psíquicos podrían pasar a otros seres vivos. Pero la reencarnación, como tan de moda parece estar, no debería entenderse literalmente como una nueva vivencia sujeta al mismo plano existencial, sino como un nuevo plano de consciencia durante esta misma vida.

El hombre, por desgracia, deviene inconsciente del tesoro escondido en su interior, valorando únicamente la materialidad que le rodea, hallándose así preso de su propia ignorancia o falta de sabiduría. Y es que, siendo el estado individual y egótico de carácter temporal, con la muerte se finiquita nuestro soporte contingente vehicular de vida (comúnmente llamado yo o mío). Pero dicho estado individual-temporal puede poseer otras modalidades fuera de la dimensión corporal. La transmigración del alma debe ser entonces considerada vertical, cual proceso alquímico, a otros estados del Ser Universal, cual despertar ante la ilusión de nuestro mundo material que, dependiendo del grado alcanzado de nuestra desidentificación en vida, así será nuestro devenir tras la muerte. Por ello, de serlo con nuestro espíritu, sobrevivirían nuestra virtudes intelectuales; mas nunca nuestra personalidad egótica. 

Debemos entonces morir a nuestro yo y renacer a una realidad básicamente de tipo espiritual (un "Yo", con mayúsculas). Sólo el espíritu vuelve a su fuente.¿Pero cómo? Sin deseo ni temor. Como dijo el Maestro Eckhart, “el alma debe abandonar su existencia”.

 

jueves, 10 de junio de 2021

 


En este emblema de Michael Maier representa, en su conjunto, la Piedra Filosofal. El hombre y la mujer son el Azufre y el Mercurio, el circulo deviene la unidad de la materia, el cuadrado son los cuatro elementos (aire, agua, tierra y fuego) y el triángulo son los tres principios (Azufre, Mercurio y la Sal). Un hombre y una mujer hacen un circulo, después un cuadrado, luego un triangulo y, finalmente, se obtiene la piedra.


lunes, 26 de abril de 2021

 


La Piedra Filosofal lograba la transmutación del plomo (estado profano) en oro (hombre regenerado), curando las enfermedades (Medicina Universal) y el Elixir de larga vida que otorga la longevidad e, incluso, la vida eterna. Además, de la regeneración física, se puede lograr la Sabiduría y las lámparas perpetuas. Viendo las propiedades de la Piedra Filosofal, existe una analogía con Cristo que los alquimistas se tomaban muy en serio. La forma de la Piedra era amorfa o cristalizada, según las fuentes. En la cábala fonética se observa la similitud entre Cristo y crisol, cristal o cristalización (la cábala fonética no se basa en la etimología sino en el sonido de las palabras como, por ejemplo, Cristo y Krishnà).


sábado, 24 de abril de 2021

 


San Jorge es el héroe que mata su ego (Dragón) para rescatar su alma (doncella). De la sangre del Dragón nace la rosa; así, de la muerte nace la vida. El alma cobra vida, por eso el hombre da a la mujer una rosa en la festividad de San Jorge, y ésta corresponde al héroe con un libro que simboliza el Conocimiento.
San Jorge y el Dragón somos nosotros mismos.
San Jorge es el héroe espiritual que le gustaría conocerse a si mismo; pero tiene un gran rival, que es su actividad profana (deseos mundanos) que le impiden su acceso a su alma, representada por la doncella.
El alma en cierta manera es la mente receptora de los deseos mundanos, pero también la de los influjos celestiales con  los que Dios se muestra al hombre, es decir el Don de Dios. Y al liberarla de las impurezas mundanas, en cierta manera, Dios puede comunicarse con el  hombre y ayudarle en su camino.
Una vez muerto el Dragón (ego) el alma puede otorgarle el conocimiento (Misterios de Dios) y este saber se simboliza por el libro.
Y es que el héroe, a su vez, logra que el alma cobre vida (ya que prisionera no tiene actividad), lo que se simboliza por la rosa como manifestación de la vida; la sangre del Dragón es esa flor.

martes, 9 de marzo de 2021

 

Ali como el sucesor de Mahoma interpretó el Sagrado Corán de un modo más esotérico, siendo la única persona nacida en el santuario de la Kaaba de La Meca. Según la leyenda, en el instante de su nacimiento de Alí, la Kaaba se abrió, permaneciendo dicha grieta hasta la actualidad. 

lunes, 1 de marzo de 2021



"Y el Logos se hizo carne y habitó entre nosotros" (Juan 1:14).

Al principio hubo un "Fuego" al que debemos religarnos. Ese fuego lo podemos relacionar, simbólicamente, con el Espíritu Santo. Es cuestión de volver a conectarnos con su Luz, cuyo fulgor el hombre transforma en su simiente, pasándonos desapercibido dicho milagro (del cuál, Miguel Ángel nos hizo un guiño en su obra de la Capilla Sixtina). Y dicha Luz, el adepto debe entronizar con la figura del Ángel caído, en primera instancia, pues debe pasar por el Infierno donde reina Lucifer, antes de ascender al Paraíso.

  Abdón fue el abad de Saint Germain de Prés durante el S.IX que publicó un poema sobre las maravillosas propiedades del pozo de la Abadía. ...